Cargando...
Programación: +55 (51) 4063.8333, +55 (21) 4063.8333, +55 (11) 4063.3338
De lunes a viernes desde 8h a las 20h | Sabado das 9h a las 15h
Volver
Bioplastia

BIOPLASTIA DE NARIZ

Bioplastia de nariz: la nariz tal vez sea una de las partes que componen un rostro más propicio a insatisfacciones por parte de sus portadores.

Es común que las personas reclama de tenerlos grandes, curvados, pequeños, entre otras características. Con la bioplastia de nariz, normalmente, es posible realizar diversas modificaciones con el propósito de trabajar su armonía con el resto de la cara.

La bioplastia de nariz normalmente permite que se trabaje el formado nasal sin la necesidad de intervención quirúrgica. Con la bioplastia de nariz es posible elevar la punta nasal, dejándola con el aspecto “respingada”. Ese proceso se realiza por medio de un pequeño agujero, realizado en la base nasal, por donde se introducirá una microcánula para el transporte del polimetilmetacrilado (PMMA) hasta la región deseada. Al llenar la base de la nariz, se crea el llamado sustentáculo nasal que, por su vez, proyectará su punta hacia arriba.

Con la bioplastia de nariz, normalmente, es posible amenizar el aspecto adunco, común a muchas personas, también conocido por “nariz aguileña”. Para ese procedimiento, la bioplastia de nariz puede crear el ángulo recto entre la punta y la región del ceño, sonde inicia la nariz. Por medio del rellenado de esta área, se crea la sensación de una nariz más pequeña, proceso que recibe el nombre de disminución por adición. Eso ocurre porque el camino más corto entre dos puntos es siempre una línea recta, de esa forma la bioplastia de nariz posibilita ese “acortamiento”.

Normalmente, todo el procedimiento de bioplastia de nariz se realiza bajo anestesia local, permitiendo que el paciente, si lo desea, acompañe todo el proceso acordado. El material implantado es moldable por el período de cuatro (4) días después por el procedimiento, tiempo en que el líquido que hace la suspensión de las moléculas es absorbido y sustituido por el colágeno, que será producido naturalmente por el organismo.

Después del procedimiento, normalmente, el paciente puede volver a las actividades habituales, visto que la bioplastia no tiene mayores recomendaciones cuanto al tiempo de recuperación, sino algunos cuidados con la región tratada.